A lo largo del mes de enero de 2016, la comisión de comunicación y difusión del Colegio Siglo XXI se planteó iniciar una actividad que nos llenara de ilusión. Para ello necesitábamos la colaboración de toda la comunidad educativa. 

Paso a paso, se inició un proyecto cuya idea original era la de crear un vídeo musical versionando una canción muy conocida del clásico "Sonrisas y Lágrimas". El proyecto recogería nuestra 
particular forma de ser y el espíritu que rodea a nuestro colegio. 

Lo que sucedió fue que el propio proceso de preparar una jornada de convivencia entre todos y todas para la grabación del vídeo, se transformó en un despliegue de creatividad, ilusiónalegría y buen rollo. Las imágenes dejaron de ser importantes, solo había que dejarlo fluir. 

Los chavales plasmaron lo que para ellos, en este instante, es importante: la coreografías que rodean el proyecto L.O.V.A de primaria,  las galletas de infantil, la recogida de las lechugas y mucho más...

Pero ¡ no nos quedamos aquí!, las familias querían colaborar y, durante el rodaje, su ayuda se trasformó en hacer realidad lo que el alumnado 
había pedido: una pista de peonzas, un circuito para los coches, un campo de fútbol-chapas, decorar la grada etc.... y todo, todo, salió adelante, ¡¡¡ gracias familias!!!


Los profes, ese día, hicieron lo que es habitual en nuestra aulas: preguntaron a los chicos y chicas que creían necesario mostrar en ese vídeo y, ellos lo tenían claro: sus debates, sus exposiciones y trabajos en grupo, sus investigaciones y experimentos, sus ratos de juego en el aula y mucho más que, sólo  en imágenes, sería imposible mostrar

Entonces 
apareció la Batukada "Las Jardineras", entre cuyos componentes hay antiguas familias del colegio y  el ritmo, el ruido y la alegría comenzaron a colarse por los recovecos del colegio, no dejando en silencio ningún pasillo, aula o patio.   
 
Para poder reflejar todo lo que sucedió en ese día tan especial, y plasmar la alegría e ilusión que invertimos, hubiéramos necesitado mucho más tiempo. Personal  de cocina y monitores trabajaron para que el resto tuviera su ratito de descanso en la comida, los profes dinamizaron talleres en las aulas para que nuestros chicos y chicas disfrutaran de un gran día, secretaría y mantenimiento ayudó con la logística para que no faltara nada... 
¡¡¡ fue increíble!!!.

Y al final nos dimos cuenta que el proyecto había tomado vida propia. Evolucionó. Ya no era una canción, ni una coreografía, ni versiones musicales, ni tan siquiera la propia música o lo que hacemos en las aulas. Al final se mostró el espíritu que rodea a esta comunidad educativa y que, en definitiva, es lo que trasmitimos a nuestros hijos e hijas, a nuestros alumnos y alumnas.

Porque lo que ocurre en nuestro colegio, lo que enseñamos y aprendemos, no es nada más que el reflejo de cómo somos, de nuestra forma de sentir...y eso es lo que este vídeo recoge.