ETAPA DE SECUNDARIA

Los grandes ejes de trabajo en la etapa de secundaria son la orientación y la acción tutorial. En torno a ellos giran nuestra organización y la planificación de las actividades escolares, desde la acción educativa más puntual a la acción educativa más global.
La atención personalizada de cada alumno se basa en la programación, realización y evaluación del proceso educativo de cada uno de ellos, siendo la tutoría uno de los elementos más importantes de nuestra práctica educativa, convirtiéndose en su motor.

¿Qué tipo de educación ofrecemos? 

Una educación integral y continua que abarca todas las dimensiones de la persona y que prioriza la educación en valores, los aprendizajes significativos, el autoconcepto, el autocontrol, la convivencia, la resolución de problemas y la toma de decisiones.

Una educación que valora el trabajo en equipo como característica esencial de la acción tutorial compartida, para asumir responsabilidades y tareas entre todos los responsables del hecho educativo para que cada alumno, en su diversidad, sea exitoso en su proceso de aprendizaje.

Una educación basada en metodologías activas que persigue formar a futuros ciudadanos críticos, solidarios, responsables, informados, capaces de aprender a aprender, libres y adaptados al nuevo modelo de sociedad basada en la información y la comunicación. Son ellos los que asumen el papel protagonista y activo de su educación teniendo el profesor un papel de guía, mediador y orientador del alumnado. En este nuevo modelo no deseamos llenar las cabezas de nuestros alumnos con datos y datos, buscamos ofrecer las herramientas para que sean ellos quienes busquen, seleccionen, traten y presenten la información, para que aprendan a ser, para que aprendan a hacer y para que aprendan a aprender.

Una educación basada en las interacciones sociales. Se aprende a vivir en sociedad. En este nuevo modelo las dinámicas y formas de trabajo están enfocadas a valorar el trabajo en equipo de carácter colaborativo y co
operativo poniendo el acento en el desarrollo de las habilidades sociales. Trabajar en equipo supone interactuar, aprender a debatir, a respetar, a sumar esfuerzos, a organizarse, a comprometerse y responsabilizarse. La interacción entre iguales es motor de los aprendizajes.

Una educación para todos. Nuestra forma de entender la educación favorece el respeto a la diversidad y ofrece un enfoque inclusivo donde todos somos diferentes y todos podemos participar y aprender. Un modelo educativo que considera los diferentes tipos de inteligencias que pueden presentar los alumnos y sus diferentes estilos de aprendizaje en el que todos los alumnos pueden mostrar alguna de sus habilidades o talentos reforzándose la autoestima y confianza. Se posibilita así una mejora de la convivencia en el aula, aumenta la sensación de pertenencia y reduce los conflictos.
 




https://drive.google.com/open?id=0B1p9Z-AqDjDDbkp2OTRnZVFNdTg

RED 21